Cómo hacer un análisis Keyword Research

Un análisis Keyword Research o investigación de palabras clave es un paso previo, necesario y fundamental en toda estrategia de posicionamiento en buscadores, ya sea para una estrategia SEO o SEM. La selección de los términos clave determinará la eficacia y efectividad de nuestra campaña, visibilidad e inversión en Internet.

Para aquellos que no prestan excesiva atención a este paso, el análisis de palabras clave o Keyword Research es el origen de toda estrategia de posicionamiento en buscadores y el punto de partida.

¿En qué consiste el Keyword Research?

El análisis de términos clave trata de investigar y seleccionar aquellas palabras clave que van a proporcionar rentabilidad a un negocio, en este caso, a un sitio web o tienda online.

¿Cómo encontrar palabras clave?

Por ejemplo, supongamos que deseamos posicionar la web de cerrajeros en Zaragoza, para ello, deberemos elegir aquellas palabras clave que van a reportar tráfico de calidad y para realizar la pertinente investigación de palabras clave debemos utilizar las siguientes herramientas:

Ubbersuggest

Esta herramienta es un sugeridor de palabras clave y es una plataforma ideal ya que nos facilita aquellas palabras clave con más nivel de búsqueda. Además, el valor añadido de esta herramienta gratuita es que realiza sugerencias de términos clave.

SEMrush

Esta herramienta permite conocer a la perfección las palabras que más consultan los usuarios en Google. Además, ofrece análisis, porcentajes y evoluciones del volumen de búsqueda de un determinado término con el fin de guiar al usuario en la rentabilidad a la hora de elegir esa palabra calve.

Google Planner

Es otra herramienta gratuita, para utilizarla sólo es necesario tener una cuenta en Google AdWords y, aunque a priori esta plataforma está encaminada para realizar campañas de SEM, también es muy útil para aquellos que realizan estrategias seo.

Ventajas de un centro coworking

Cada día abren más centros de coworking en España, el modelo de este tipo de espacios nace con el objetivo de brindar a profesionales de distintos perfiles un lugar  a un precio ventajoso y accesible para poder llevar a  cabo su proyecto.

Los espacios coworking se caracterizan porque ofrecen a los usuarios flexibilidad en los costes, es decir, una  de las grandes ventajas de los centros de oficinas compartidas es que existe un sinfín de tarifas y planes. Los coworkers que deciden instalarse en el espacio pueden contratar una mesa de trabajo durante unas determinadas horas y durante unos meses concretos. Ésta es, sin duda, una de las grandes características de los centros de coworking y uno de sus beneficios frente a las oficinas tradicionales.

Además, en un espacio coworking los coworkers forman parte de una comunidad y, por tanto, tienen la oportunidad de intercambiar ideas, poner en común proyectos y formar nuevas colaboraciones para incrementar la cartera de posibles clientes.

Asimismo, es importante destacar que los sitios coworking cuentan todos con un ambiente y unas instalaciones profesionales y serias que permiten que las personas que acuden a trabajar (autónomos, freelance, empleados) se sientan totalmente productivos y cómodos a la hora de desarrollar sus tareas laborales.

Corre siempre a cargo del centro coworking ocuparse de los gastos de mantenimiento del espacio, de logística, limpieza y decoración. La empresa o persona que contrata un despacho o mesa en un centro de co-trabajo únicamente tiene que ocuparse de sacar adelante su idea de negocio y olvidarse del resto de problemas.

Los espacios de coworking son un apoyo moral, una subida de ánimo tanto para aquellos emprendedores que acaban de empezar con su proyecto como para los que llevan años invirtiendo tiempo y esfuerzo en su proyecto empresarial.

 

La era del marketing 3.0.

Muchos me preguntan porque llamo a mi blog Marketing 3.0. Como ya sabéis, Internet ha sufrido una gran evolución en los últimos años, hemos pasado de la era o web 1.0. a la actual, y nos encontramos, nada más y nada menos, que en la época 3.0.

La red ha sufrido una gran transformación con el desarrollo de las nuevas tecnologías y el incremento del uso de Internet. Como intento explicar a mis alumnos de un modo sencillo, hemos pasado del concepto 1.0. donde las personas nos enchufábamos a Internet únicamente para recibir información pero sin el pensamiento tan siquiera de poder interactuar entre nosotros o con las empresas.

Con la llegada de canales de comunicación como messenger (sí, todavía me acuerdo de este canal), la aparición de los primeros blogs y la apertura de foros y directorios los usuarios, poco a poco, empezamos a tener acceso a opinar y a compartir nuestras ideas por la red. Surgió entonces la era 2.0. cuando las personas empezamos a formar parte de una comunidad participativa en la que ya no eramos meros receptores de información sino que también teníamos el derecho a difundirla.

En esta era del 2.0. empezaron a surgir las redes sociales y el concepto en el que los usuarios empezamos a participar, a expresar nuestras opiniones y a tener voz y voto en la red se fue transformando en la actual web de hoy en día, en la que vivimos actualmente y que muchos todavía parece no ser conscientes. Así es amigos, hoy estamos en la era 3.0., por esta razón, mi blog se llama marketing 3.0.

La época 3.0. está asociada al concepto de personalización. Tenemos que tener en cuenta que los usuarios ya vivimos saturados de tanta información que se difunde por la red y, por lo tanto, queremos que los buscadores nos ofrezcan los contenidos que nosotros deseamos ver. La forma de buscar en los buscadores ha cambiado, ya no se utiliza el viejo modo de búsqueda de palabras clave, ahora nos encontramos ante una web semántica, una web que mira por y para el usuario. Por ello, el contenido y la publicidad que ofrecen los buscadores se adapta a las exigencias del internauta para conseguir una mayor participación y capacidad de respuesta de los usuarios.

La web 3.0. lucha por el objetivo de acabar con el contenido poco relevante y de ofrecer a los usuarios la visualización exclusiva de aquellos contenidos que les puedan resultar de interés. ¿Qué os parece este paso a la web 3.0.? ¿Creéis que en breves pasaremos a la era 4.0. y tendré que cambiar el nombre de mi blog?

Blog de referencia que he utilizado para escribir este artículo:

Marketing Online Zaragoza

Evolución de conceptos en Internet

Cada vez se está dejando más atrás la web 2.0. y nos estamos encaminando hacia un nuevo concepto denominado web 3.0. Esta nueva concepción en Internet tiene como propósito dirigirse al usuario y encaminarse hacia una web meramente semántica, es decir, tiene como objetivo lograr una utilización mucho más natural por parte de los internautas que acceden a la red y conseguir que desaparezca, poco a poco, el sistema de búsqueda  de palabras clave en Google.

Si damos un paso atrás recordamos que cuando el universo de Internet empezó a funcionar nos situábamos ante una web 1.0. en la que los usuarios se conectaban para obtener información pero no tenían modo de interactuar o participar, es decir, el medio eran las página web y los receptores de los mensajes los internautas.

Con la llegada de la web 2.0. y, por supuesto, el nacimiento de las redes sociales se originó la comunicación directa entre personas y personas. Los usuarios ya no accedían a Internet para obtener únicamente información sino para opinar sobre determinados productos y servicios y poder participar activamente en la red.

Ahora muchos dicen que nos encontramos en la actual era 3.0. en la que Internet se ha vuelto inteligente y es capaz de seleccionar los contenidos que debe mostrar al usuario para que éste disfrute de su navegabilidad por Internet.

La web 3.0. que muchos expertos del posicionamiento web, desarrollo de páginas web y marketing online vaticinan que nos encontramos se basa en una web meramente semántica, es decir, se centra en mostrar al usuario información mucho más exacta y detallada que la que se venía mostrando hasta día de hoy.

La era 3.0. tiene como objetivo alcanzar las exigencias de los internautas y realizar búsquedas de contenidos que ayuden a los usuarios, dejando de lado las palabras clave.