¿Cuánta efectividad tienen las campañas de publicidad online?

Dentro del sector del marketing online es posible acometer estrategias muy diferentes para captar tráfico web. Lo que se pretende siempre cuando se habla de estrategias de marketing es conseguir canalizar y potenciar las vías principales por las que circula el público objetivo. Ahora bien, en ocasiones hay cuestiones que hay que valorar detenidamente para tomar decisiones correctas.

¿Mejor empezar con una campaña SEO o SEM? ¿Es necesario tener perfiles enredes sociales? ¿Hay que pagar por publicidad en medios? ¿Podemos hacer campañas de publicidad que no sean digitales? Estas preguntas perfectamente pueden aparecer en cualquier briefing de una agencia. Para intentar llegar a un consenso y ofrecer la mejor solución, ajustada al presupuesto, es preciso hacer una consultoría web con el cliente. Teniendo esto como punto de base, se podrá crear una estrategia consecuente con lo que quiere el cliente, el tipo de producto que vende, el público al que va dirigido y la competencia que pueda haber.

SEO y SEM pueden funcionar juntas

Por supuesto que sí. Además, normalmente se complementan muy bien ya que es posible poder impactar en un mayor volumen de usuarios con las búsquedas. En cuanto al SEO, las campañas de posicionamiento, con el tiempo se ha demostrado que ofrecen lo que prometen. Si se realiza bien, es posible conseguir resultados óptimos, tanto para sitios web corporativos, como para comercios electrónicos.

¿Y qué pasa con las campañas de publicidad en Google? Estas campañas están orientadas también a ofrecer un ‘empujón’rápido e instantáneo para los proyectos online. Tanto para aparecer en primera página de Google, como para publicar en otras webs con un volumen interesante de tráfico, como con la creación de vídeos para incrustarlos en youtube, hacer remarketing, o Google Shopping –muy recomendado para tiendas online en temporada alta-.

Por lo que si se les puede sacar un gran rendimiento de este tipo de campañas si están bien implementadas y configuradas de tal manera que a los usuarios les resulte tan atractivo como para entrar. Luego será decisivo el diseño y el tipo de producto para conseguir una conversión final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *